La Inyección Intracitoplasmática, conocida por sus siglas como ICSI es una técnica de reproducción asistida a la que se recurre cuando el esperma del hombre presenta anomalías morfológicas, cuando tiene un bajo recuento de espermatozoides vivos o problemas de movilidad. También se utiliza para pacientes que se han practicado una vasectomía, presentan enfermedades infecciosas, dificultad para eyacular, etc.