• Lunes a Viernes 9:00 a 20:00

    14:00 a 16:00 sólo urgencias

  • +34 976 238 949
    +34 976 236 666
  • Plaza San Lamberto, 10

    50004 Zaragoza

  • Síganos en las redes
 

Donación de óvulos

| Clínica de reproducción asistida  >  Donación de óvulos

Formulario de contacto

*Campos obligatorios

Donantes de óvulos

Las mujeres que quieran ser donantes de óvulos deben cumplir unos requisitos:

  • Tener entre 18 y 30 años.
  • Someterse a un chequeo de todo tipo de enfermedades de transmisión sexual y un estudio de su estado de salud en general, que incluye un examen psicológico y de enfermedades hereditarias.
  • Firmar un documento en el que dan su consentimiento para utilizar sus óvulos en esta técnica, así como asumir el anonimato inherente a la misma.
  • No padecer ni ser portadora de enfermedades de transmisión sexual
  • No padecer ni ser portadora de enfermedades de transmisión hereditaria
  • Poseer un coeficiente de inteligencia normal.
  • A las donantes de óvulos se les compensa económicamente por el tiempo empleado.
  • El anonimato también se mantiene por parte de la pareja receptora. La donación de óvulos es anónima y las donantes no tienen derecho a conocer la identidad del hijo nacido. Según la Ley de Reproducción Asistida, el hijo nacido por estas técnicas no puede conocer la identidad de la donante del óvulo.

Si quieres hacerte donante puedes llamarnos al teléfono +34 976 238 949 o rellenar el formulario.

Enviando el formulario, afirmo que he leído y que acepto los términos de la Protección de datos

Le informamos que los datos de carácter personal que Ud. facilita en el presente formulario serán incorporados a un fichero denominado “CLIENTES” cuyo titular es la Clínica Ginecológica de Zaragoza S.L. con la finalidad de la gestión propia del centro de Medicina Ginecológica y Reproductiva, cita previa, consultas, información y contacto.

Se ponen a disposición de los interesados los formularios para poder ejercitar los derechos de acceso, rectificación y cancelación de sus datos personales en la dirección: Clínica Ginecológica de Zaragoza S.L., Plaza San Lamberto 8, 50004 ZARAGOZA

Donación de óvulos en Zaragoza

Donación de óvulos

¿Qué es la donación de óvulos?

La donación de óvulos es el proceso mediante el cual una mujer cede de forma voluntaria sus óvulos para que posteriormente puedan implantarse en mujeres que quieran quedarse embarazadas pero no puedan producir óvulos de forma natural o no sean aptos para desarrollar un embrión.

La donación de óvulos es un acto totalmente voluntario y que además genera una compensación económica a la donante para cubrir las molestias ocasionadas por los desplazamientos y el proceso de la extracción de óvulos. Esta compensación está regulada por la Ley de Reproducción Asistida, para garantizar los derechos de las donantes de óvulos.

La donante cederá sus óvulos de forma totalmente anónima, esto quiere decir, que tanto la receptora como la donante no conocerán sus identidades, y además, la donante no tendrá ninguna responsabilidad como madre en el bebé que nazca a partir de su óvulo donado. Sin embargo, la receptora y el hijo nacido a partir de este proceso tienen derecho a conocer características de la madre donante, como su grupo sanguíneo, raza, complexión física, etc. características muy generales pero evitando en todo momento que se conozca la identidad de la paciente.

Requisitos para ser donante de óvulos

Para convertirse en donante de óvulos hay que cumplir con una serie de características para garantizar el buen estado de los óvulos que vayan a implantarse en la mujer receptora. Estos requisitos también aparecen regulados en la Ley Española.

Estos requisitos son: tener entre 18 y 35 años (esta franja de edad puede variar según la clínica, pero la donante siempre debe ser mayor de edad), tener una buena salud física y mental, que tengan la capacidad legal necesaria, y que acepten y firmen la documentación cedida por la clínica.

Antes de llevar a cabo la donación, la clínica realizará a la paciente un reconocimiento para determinar su buen estado de salud. Se le realizarán análisis de sangre, pruebas ginecológicas para determinar si es portadora de enfermedades de transmisión sexual, etc. En su ficha también se recogerán características físicas generales, como la raza, color de pelo, color de ojos, etc.

Proceso para donar óvulos

Estimulación

Si se determina que la persona cumple con las características y requisitos necesarios para ser candidata a la donación de óvulos, se procederá, tras la firma de las autorizaciones necesarias, a informarle de todo el proceso a realizar para llevar a cabo la extracción de los ovocitos con éxito.

Para comenzar, la donante se somete a una estimulación del ciclo ovárico para liberar varios óvulos en un tratamiento hormonal que suele durar entre 10 y 12 días. El equipo médico realiza un seguimiento del tratamiento para controlar el crecimiento folicular. Estas pruebas se realizan mediante ecografía y análisis de sangre para medir la concentración de estradiol, una hormona necesaria en el desarrollo folicular. Cuando uno o más folículos están maduros y tienen un tamaño adecuado, se administra a la donante una hormona denominada GCH para provocar la ovulación de forma controlada, y de ahí realizar la extracción de los óvulos en un procedimiento denominado punción folicular.

Extracción de óvulos

El día de la extracción de óvulos, la donante ingresa en la clínica y es llevada a un quirófano esterilizado para realizar la extracción bajo control y con las máximas garantías sanitarias. Las extracciones suelen darse por la mañana, y la paciente está en ayunas al menos 6 horas antes del procedimiento.

El procedimiento de la punción folicular no requiere de una anestesia general, pero puede aplicarse sedación de corta duración para paliar las ligeras molestias que pueden aparecer durante la intervención. Se introduce un ecógrafo, conectado a una pantalla para que los profesionales monitoricen en todo momento el proceso, el cual viene incorporado con una aguja de aspiración que pincha los folículos para aspirar su líquido, donde se encuentran los ovocitos ya madurados. Este contenido líquido se envía al laboratorio en tubos de ensayo para posteriormente extraer los óvulos maduros.

Tras finalizar el procedimiento, se deja a la paciente descansar durante dos horas hasta que es dada de alta. Después de la extracción, se recomienda reposo y no realizar ejercicio físico durante ese día. El profesional le dará todo tipo de información y consejos a la paciente.

 

A pesar de ser un proceso muy sencillo, pueden aparecer algunos efectos secundarios como dolores leves en la zona baja del vientre. Otros efectos secundarios pueden venir derivados de la hiperestimulación ovárica, ya que en el proceso el ovario se vasculariza y aumenta su tamaño, con las consiguientes molestias que ello produce.

Algo muy importante que debe conocer la donante es que se recomienda evitar las relaciones sexuales después de la extracción. Los tratamientos hormonales administrados previamente de la intervención estimulan la producción de óvulos, lo que conlleva un aumento de las probabilidades de  quedarse embarazada, e incluso concebir un embarazo múltiple. Esta recomendación se mantiene hasta el inicio de la siguiente menstruación, donde la paciente ya podrá retomar su vida sexual de forma natural.

Tras la intervención se realizará un seguimiento posterior para que la clínica pueda evaluar el estado de la donante después del proceso.

Beneficios de la donación de óvulos

Convertirse en donante de óvulos es un acto de solidaridad muy satisfactorio, ya que gracias a la donación de ovocitos se permite a otras mujeres que no puedan tener hijos de forma natural, la posibilidad de poder formar una familia.

Además de eso, la donante se puede beneficiar de otras ventajas como el estudio y reconocimiento médico previo que se le realizará para valorar si es una candidata ideal. Si no fuera donante de óvulos, se debería desembolsar una cantidad de dinero importante para poder realizar dichas pruebas. Por ello, la donación de óvulos le aporta a la mujer un estudio completo de su fertilidad y estado ginecológico, lo cual le ayudará a conocer mejor su cuerpo y su capacidad para poder concebir posteriormente después de la donación.

Los avances en este tipo de procedimiento permiten que la donante se beneficie de los mínimos riesgos que implica esta operación, y los efectos secundarios que en la mayoría de casos son prácticamente inexistentes.