• Lunes a Viernes 9:00 a 20:00

    14:00 a 16:00 sólo urgencias

  • +34 976 238 949
    +34 976 236 666
  • Plaza San Lamberto, 10

    50004 Zaragoza

  • Síganos

Preservación de la fertilidad

| Clínica de reproducción asistida  >  Blog   >  Preservación de la fertilidad
Preservación de la fertilidad

Preservación de la fertilidad

Las técnicas de preservación de la fertilidad son una opción que nos ofrece la medicina reproductiva moderna para todas aquellas mujeres que, por diferentes motivos, deciden retrasar el momento de ser madres.

En la época actual, la edad a la que una mujer decide tener hijos se retrasa cada vez más, lo que influye significativamente en las posibilidades de conseguir un embarazo de éxito.

Este es uno de los motivos más habituales por los que cada vez más mujeres recurren a la preservación de la fertilidad… pero no es el único.

Pero ¿Qué es la preservación de la fertilidad?

La preservación de la fertilidad es una técnica que consiste en congelar los ovocitos y preservarlos hasta el momento de ser utilizados para ser madre.

Esta preservación puede durar años y de esta forma permite postergar el momento de ser madres.

En la actualidad, se utiliza la técnica de vitrificación de óvulos, que impide que se formen cristales durante la congelación, y, de esta forma, garantizar la calidad de estos durante el proceso de descongelación y fecundación.

Fertilidad y edad

Pero, ¿por qué es tan interesante la preservación de la fertilidad para tantas mujeres?

Con la edad, la fertilidad de una persona, o lo que es lo mismo, la capacidad de engendrar un hijo, y más en el caso de las mujeres, va decayendo, hasta llegar a unos niveles muy bajos. La fertilidad de una mujer es clave para que haya posibilidades de que se produzca el embarazo.

A partir de los 30 años la fertilidad de una mujer comienza a decaer, un proceso que se acelera aún más en torno a los 35 años. De esta forma, de media, las posibilidades de conseguir un embarazo a partir de los 40 años caen hasta el 5%, lo que limita mucho las opciones de conseguir un embarazo natural.

Aunque el caso de cada persona es particular, y a veces hay factores externos que afectan a la fertilidad, es un hecho comprobado que la edad afecta muy significativamente a todas las mujeres. Es, por tanto, un factor inevitable.

Y aquí es donde técnicas como la de preservación de la fertilidad cobran una gran importancia, ya que permiten extraer y conservar los ovocitos cuando la mujer esta, desde el punto de vista de la fertilidad, en su mejor momento.

¿Cuál es la utilidad de la preservación de la fertilidad?

Existen varios motivos por los que recurrir a esta técnica puede ser muy interesante:

Retrasar la edad para ser madres

Como hemos comentado, la edad media a la que se decide tener hijos se retrasa cada vez más, lo que afecta significativamente a las probabilidades de éxito, siendo estas cada vez menores conforme pasan los años. Por eso, cada vez más personas recurren a la preservación de la fertilidad para tener la tranquilidad de que, cuando decidan formar una familia, dispondrán de ovocitos en perfecto estado.

Tratamientos médicos y cáncer

Personas que van a iniciar tratamientos médicos que afectarán a su fertilidad, como es el caso de la quimioterapia pueden, previamente, congelar sus óvulos o esperma para así garantizarse que en un futuro podrán conseguir el embarazo una vez superada la enfermedad.

¿Cómo se realiza la vitrificación de óvulos?

La vitrificación de óvulos es la técnica más moderna de preservación de la fertilidad de la que disponemos actualmente los profesionales de la medicina reproductiva.

Gracias a ella, y en comparación con técnicas anteriores, como la congelación, el porcentaje de éxito en la preservación de ovocitos es mucho mayor, permitiendo conservar con éxito en torno al 97% de los ovocitos, con todas sus cualidades intactas.

La vitrificación de óvulos se realiza en un laboratorio, por parte de especialistas.

Previamente, la mujer se habrá sometido a un tratamiento de estimulación ovárica con hormonas. Esto garantizará la obtención del mayor número de ovocitos viable posible.

Una vez extraídos los ovocitos a través de un sencillo procedimiento de aspiración, estos serán conservados gracias a su tratamiento con sustancias crioprotectoras. Posteriormente se conservarán en nitrógeno líquido a una temperatura estable de -196º.

La conservación de los ovocitos es tan estable que no existen un tiempo limitado tras el cuál deban ser usados, lo que permite que cada mujer decida el momento exacto en que decide utilizarlos para quedarse embarazada.

La medicina reproductiva moderna nos ofrece técnicas novedosas que permiten conseguir un embarazo aún a pesar de tener factores en contra, como es el caso de la edad. La preservación de la fertilidad es una, y en Clínica Aísa estamos especializados en ella, utilizando las mejores técnicas e instrumental, en manos de especialistas en reproducción asistida.

¿Quieres conocer el proceso en detalle? Contacta con nosotros y te informaremos.

 

 

 

No Comments

Leave a Reply